El amor en los tiempos de la red social

Bansky recupera la actividad en su página web colgando la imagen de un mural con una aparente crítica a la ‘adicción’ a las redes sociales

Mural de Bansky

No soy muy dado a limitar las entradas de este blog a imágenes sin apenas comentario. Pero en este caso, vale el doble el dicho de ‘una imagen vale más que mil palabras’: esta es la visión del popular artista urbano Bansky sobre el amor 2.0, el amor en los tiempos de Twitter, Facebook, tablets y smartphones. De la Web 2.0. De la red social.

Es una forma de verlo, provocativa y lista para la polémica, que acaba de colgar en su página oficial tras un período de silencio, como una suerte de crítica a la ‘adicción’ o a la omnipresencia de las redes sociales en nuestras vidas.

Si quieres más información, puedes visitar El Asombrario & Co. Yo, ahora sí, te dejo con la imagen y dos preguntas: ¿también vives así las relaciones en esta era digital? ¿Estás de acuerdo con esta visión de las redes o te parece exagerada? Por lo que he visto, hay opiniones para todos los gustos.

Web vs apps: ¿una batalla por la neutralidad?

Chris Dixon alerta de que un declive de la Web móvil frente a las apps puede generar graves obstáculos para la innovación y la neutralidad

Web móvil

Llevo un par de días dándole vueltas al enfoque que ofrece el emprendedor e inversor Chris Dixon de las comparativas de tendencias de uso entre la Web y las aplicaciones móviles. Enfoque nada halagüeño para el futuro de las libertades en la Red, tanto en cuanto estima que la previsible hegemonía de las segundas sobre la primera, tal y como vaticinan las predicciones, acabará suponiendo un serio hándicap para aspectos tan esenciales como la innovación a largo plazo o la propia neutralidad de Red.

Comparativa de Comscore

Dixon parte de dos premisas basadas en estadísticas de uso. Por un lado -echando mano de datos de Comscore-, el hecho de que la gente dedica ya más tiempo a su actividad en gadgets móviles que al ordenador, con una proyección de futuro que acentúa aun más la diferencia a favor de la movilidad. Y, por otro, que los usuarios de tablets y smartphones se decantan más por el uso de aplicaciones que por navegar por la Web -según un estudio de Flurry Analytics-.

Uso de la apps y Web en móvil, según Flurry

Con estos datos en la mano, parece claro que la Web tiene un grave problema y, en opinión de Dixon, corre el riesgo de acabar convirtiéndose

en un producto de nicho utilizado para cosas como 1) probar un servicio antes de descargar la aplicación, 2) consumo de contenidos de la larga cola (por ejemplo, enlaces a blogs especializados desde feeds de Twitter o Facebook)”.

Eso, unido a factores como la propia dinámica del mercado de aplicaciones -tendente a priorizar un reducido grupo de programas, a través de mayor visibilidad en las tiendas y, por tanto, mayores oportunidades de negocio, relegando en consecuencia al resto a niveles de irrelevancia- y el fuerte control que ejercen las compañías predominantes en el sector, Apple y Google, sobre los desarrolladores -rechazando aquellas apps que no se atienen a sus normas-, dibuja un panorama de franco retroceso en lo que a explosión de ideas, creación e ‘imparcialidad’ tecnológica se refiere en comparación con la “arquitectura abierta de la Web”, factor clave de esta revolución digital que marca nuestros días.

El panorama que pinta es, desde luego, alarmante. Como él mismo señala,

¿Qué habría pasado si AOL o algún otro ‘guardián’ hubiese controlado la Web, y los desarrolladores hubiesen tenido que pedir permiso para crear Google, Youtube, eBay, PayPal, Wikipedia, Twitter, Facebook, etc.? Lamentablemente, hacia esto es adonde nos dirigimos en la era móvil”.

¿Pero realmente es así? ¿Conduce indefectiblemente la movilidad al infierno que nos describe? ¿Quedará la Web como una plataforma marginal frente al Gran Hermano de la industria móvil?

No lo tengo claro y, de hecho, las premisas de las que parte Dixon, siendo ciertas, resultan del todo insuficientes para un exhaustivo análisis de tendencias y, por supuesto, para alcanzar conclusiones tan contundentes.

Lejos de esa apocalíptica certidumbre en la que se maneja el conocido emprendedor, lo cierto es que los datos de tendencias de Web y movilidad están llenos de matices, entre los que destacaría, por ejemplo, el carácter asimétrico de sus usos (unos servicios se usan preferentemente en la Web y otros en apps) o cualquiera de los que nos ofrece este excelente post en actualización permanente de Danyl Bosomworth en Smart Insights, en el que, entre otras cosas, se recoge otra gráfica de Comscore que evidencia que el consumidor, en realidad, es ‘multiplantalla’ o ‘multiplataforma’, con un sensible crecimiento entre julio y diciembre de 2013 de los usuarios que se conectan por igual desde PC y dispositivos móviles frente al descenso experimentado por los que utilizan una sola plataforma.

Acceso a la Web

Pero es probablemente en los comentarios del post –resulta un sano ejercicio siempre, en cualquier blog, echar un vistazo a la conversación y no sólo a las entradas–, donde he encontrado los mejores argumentos, tanto a favor como en contra, sobre este debate. División de ideas con razonamientos dispares que, en cualquier caso, resultan de interés y dejan patente que sobre el particular las cosas no son ni tan blancas ni tan negras:

Y una última, con carga de profundidad:

¿Neutralidad? ¿Realmente es la Web neutral? Google y Facebook controlan la mayor parte del tráfico. Basta un cambio en sus algoritmos para que categorías enteras de sitios prácticamente desaparezcan.

Sí, usted todavía puede montar su sitio web, pero si nadie lo encuentra ¿cuál es la diferencia?”

Los diminutos planetas de Jonas Ginter

Seis cámaras y un soporte impreso en 3D sirven a Jonas Ginter para crear un vídeo 360 que transforma las localizaciones en planetas diminutos

Me ha gustado mucho este divertido vídeo en el que el redactor y fotógrafo alemán Jonas Ginter nos ofrece una curiosa experiencia de imagen en 360 grados utilizando para ello seis cámaras.

Según cuenta el autor en su blog, tras varios años de intentos frustrados, y alguna gadget estropeado tras saltar por los aires desde alguna plataforma giratoria, llegó a la conclusión de que sólo podría alcanzar su objetivo realizando una toma simultánea con varios dispositivos. Así que se puso manos a la obra: se hizo con seis ejemplares de las populares cámaras GoPro y, tras probar con varios métodos para ensamblarlas convenientemente, finalmente logró sacar adelante el proyecto gracias a un soporte ‘esculpido’ en una impresora 3D.

El resultado, el que pueden ver el vídeo. Un par de paseos, en bici, en coche o a pie, por los diminutos planetas que conforman una calle, un par de manzanas o un barrio entero. Como un principito geek, Ginter inventa nuevos y minúsculos mundos que recorre ufano ante la mirada de sus minúsculos habitantes.

Un trabajo de gigantes para tan pequeño universo.

Todas las cámaras Nikon, de 1948 a 2005, en un cartel

La compañía Nikon comercializa en su tienda oficial un cartel con todos sus modelos de cámara fotográfica, de la Nikon I del año 1948 hasta la D700 de 2005

Todas las cámaras de Nikon desde 1948 a 2005

Este cartel que ves aquí arriba, y que puedes ampliar a máxima resolución pinchando sobre la imagen, es una ‘timeline’ oficial de Nikon que recoge todas sus cámaras, tanto réflex como compactas, de 1948 a 2005, desde su primer modelo, la Nikon I, hasta la D700. Quedan fuera sus más recientes productos, algunos tan espectaculares como la D800, la Df o la D4, pero no cabe duda de que se trata de otra de esas excelentes recopilaciones históricas que no pueden faltar en la colección de todo buen amante de la fotografía.

Nikon comercializa el poster en su tienda oficial al precio de 13 euros en dimensiones de 118 x 84 centímetros, pero también tienes a tu disposición la imagen digital de gran resolución que puedes descargar tan solo usando el botón derecho de tu ratón.

En PetaPixel también han dado con una recopilación histórica de Canon, de alcance un tanto más actual (1930-2010), pero de una calidad notablemente inferior a la de su competidor. Y esto último no va con segundas. Hablo sólo de los carteles 😉

Todas las cámaras de Canon desde 1930 a 2010

Las cámaras fotográficas más robadas en 2013

Ranking de modelos de cámaras y objetivos fotográficos más sustraídos en 2013 y los lugares en que tuvieron lugar los robos, según datos de la app Lenstag

Robo de cámaras

Si eres un orgulloso poseedor de una Nikon D7000, yo que tú suscribiría de inmediato un seguro antirrobo de alta gama y tomaría todas las precauciones posibles para evitarle tentaciones a un potencial ladrón. Si lo que tienes es una Canon 60D te diría casi lo mismo, ya que ambos modelos se sitúan, respectivamente, en los puestos #1 y #2 de las cámaras más robadas en 2013, según la app especializada Lenstag.

La Canon 7D ocupa la tercera posición en el Top global, mientras que en los tops por marcas aparecen, además de las citadas, las D700 y D5100 de Nikon (#2 y #3 puesto), 5D Mark III como tercera de Canon, y la M9 de Leica, único fabricante ‘extra’ reflejado en la infografía.

En lo que a objetivos se refiere, Canon se lleva la palma, con tres de sus modelos copando los tres primeros puestos de la general, como podemos ver a continuación:

Cámaras más robadas en 2013

Es importante señalar que el gráfico –elaborado por Petapixel– sólo refleja los datos aportados por los usuarios de Lenstag –app centrada precisamente en el registro y localización de cámaras–, por lo que este ránking tiene un carácter relativo, aunque puede ser indicativo.

Pero si importante es saber qué modelos son los más apetecidos por los amigos de lo ajeno, quizá resulte más interesante para el usuario tener una idea más o menos precisa de los lugares en los que más suelen ‘desaparecer’ las cámaras denunciadas. Y eso es precisamente lo que nos muestra esta otra parte de la infografía, en la que podemos ver que es en el coche y en el propio hogar donde más incidencias se producen:

Lugares donde más se suelen robar las cámaras

Así que ya sabes, tengas el modelo que tengas y estés donde estés, extrema siempre las precauciones. Las satisfacciones que te dan –y el precio al que salen estos aparatitos– bien merecen minimizar los riesgos.

Mis 30 fotos más populares de 2013

Recopilación de las 30 imágenes más populares de Manuel M. Almeida durante el año 2013 en redes sociales de fotografía como Flickr, 500px e Instagram

Mis 30 fotos + populares de 2013

Este 2013 que acabamos de dejar atrás ha sido un año lleno de satisfacciones personales en el ámbito de la fotografía. La mayor de ellas, indudablemente, ha sido la de poder dedicarle mucho tiempo, casi todo aquel que quería, a las tareas de campo, edición e interacción en las redes sociales específicas.

Nada menos que 14 de mis imágenes han logrado situarse en portada de las capturas más populares de 500px, el ranking que se elabora sobre la base de los votos y favoritas de los usuarios en las primeras 24 horas de publicación, mientras que en Flickr he batido un viejo récord de visitas y valoración también por parte de los integrantes de la comunidad.

Dos han sido las fotografía que se han llevado la palma en 2013: la dedicada al Bufadero de La Garita –la principal de mismo título y toda la serie centrada en este espectacular accidente geográfico– y ‘La Luna y yo‘. Ambas se han situado en los primeros puestos de popularidad de las tres redes –en Flickr y la versión para Instagram tomada con el iPhone directamente en lo más alto de la tabla–, junto a otras como ‘Dark sea‘, ‘So simple, so beautiful‘ o ‘Litoral‘ que también repiten puestos de honor en dos de las plataformas.

2013 iba a ser el año de la renovación de equipo, pero finalmente he decidido posponerlo. Así que he seguido trabajando con mi vieja y maravillosa Nikon D200 y objetivos Nikor 105mm, Tamrom 10-250mm y Sigma 50-500, fundamentalmente. En movilidad, he seguido tirando de mis iPhone 3GS, Samsung ACE 2 y Lumix TZ10.

En lo que a software de estudio se refiere, DxO Optics Pro se ha unido a Lightroom y Photoshop CC; mientras que en tablet y smartphone he trabajado de forma intensa con Snapseed, PhotoForge2 y Photogene, principalmente.

Un año más, muchas gracias a todos por su apoyo, tanto en estas redes sociales especializadas, como en todas las generalistas en las que suelo compartir mis publicaciones.

Ahí va la lista:

500px

The moon and me You'll never walk alone Early tide El Bufadero Temisas supermoon
Vortex at dawn Temisas stars show + Milky Way Dark sea So simple, so beautiful Souvenir

Instagram

El Bufadero Oh my cloud! Just another dawn Dreamy beach Eiffeldoscope
Rough/calm Amanecer tras la tormenta Setting Spring time Marina

Flickr

El Bufadero Vortex at dawn Dark sea First light Jet spray
Littoral So simple, so beautiful Mirrors in the sun La Luna y yo Goldenscape

Otras recopilaciones de mis fotos más populares años atrás:

2009 | 2010 | 2011 | 2012

100 cámaras imprescindibles en la historia de la fotografía

Pop Chart Lab comercializa un poster que recoge 100 cámaras de la historia de la fotografía, desde los artilugios de finales del XIX hasta nuestros días

Cámaras

Si tienes un amigo fotógrafo o aficionado a la fotografía –o amante de la tecnología, el arte aplicado o la belleza, en general– y no sabes qué regalarle en estas fechas, este póster te puede venir estupendamente. A mí, personalmente me ha encantado.

Se trata de una lámina de aproximadamente 46×61 centímetros (18×24 pulgadas) que muestra 100 de las cámaras más emblemáticas de la historia de la fotografía, desde la Kodak original de 1888 hasta modelos tan recientes como el iPhone 5, la Ricoh GR y la GoPro Hero 3 de este mismo 2013, pasando por diversos modelos de Leica, Polaroid, Zeiss, Hasselblad, Zenit, Olympus, Minolta, Sony, Canon, Nikon

Evidentemente, faltan muchas. Entre ellas, mis queridas Nikon D200 y D70, pero no todas podían estar. Quizá el segmento más representativo sea el el de las primeras décadas, debido a que por entonces el ritmo y la diversidad de producción eran muy inferiores al de ahora.

En cualquier caso, un interesante repaso gráfico a la historia de estos extraordinarios dispositivos que, más de un siglo después de su invención, y gracias a su constante evolución, aún siguen levantando pasiones… y mercados.

El precio, 28 dólares (unos 20,5 euros), que no está nada mal.

Vía: Time