España, campeona del mundo