comunicación p2p

Ayer compartí con los alumnos del Seminario de Comunicación y Marketing Político ‘Comparte Marketing’, organizado por Las Iniciativas, el cluster de Marketing y Comunicación de las Islas Canarias, algunas reflexiones en torno a los nuevos modelos, estrategias y herramientas de relación de los protagonistas de la acción política con la ciudadanía en el marco de la revolución tecnológica, pero también sociológica, a la que estamos asistiendo en estos albores del siglo XXI.

Un campo apasionante, desde luego, como todos los que tienen que ver con los cambios derivados de los retos impuestos por Internet y las TIC. Un campo en el que, también como todos los que tienen que ver con la Red, todo está aún por descubrir y por consolidar… todo, menos la idea básica y fundamental que impregna y determina toda este movimiento global: la exigencia de la ciudadanía de un nuevo modelo, político en este caso, pero también económico, cultural, comercial… Un modelo abierto, transparente y participativo. Es decir, un modelo profundamente democrático y horizontal que prime la conversación y esté centrado en el usuario.

En mi opinión, este nuevo modelo de comunicación política ha de ser necesariamente un modelo P2P. Un modelo de comunicación de Par a Par, de Igual a Igual, de Persona a Persona e incluso de Político a Político si queremos, entendiendo que en definitiva, todo ser humano lo es. Y no como mero ejercicio retórico, sino asumiento profundamente y aplicando esa filosofía de interconexión tan popular, productiva, democrática y horizontal que son las redes ‘peer to peer’, y que tan denostada está por aquellos que, simplemente, ignoran por completo los principios básicos de la red de redes y aun diría de la democracia, en general.

Hablamos, pues de una comunicación que debe manejarse en el ámbito de las nuevas tendencias políticas que emergen en la Red: eGobierno, eAdministración, Open Government y ciberactivismo, entre otros. Es decir, en el ámbito de la ePolítica o Política 2.0 como proceso necesario para el desarrollo de esa democracia directa y participativa que la tecnología está a punto de hacer del todo posible y que la ciudadanía exige con entusiasmo y firmeza. Una comunicación que debeje bajar del pedestal de la ‘influencia’ que hasta ahora compartía con los medios de comunicación y conducirse por los senderos horizontales del mensaje persona a persona en donde el área de influencia se desplaza hacia el ciudadano y el mensaje vertical de la comunicación política tradicional se transforma definitivamente en conversación.

En base a estas premisas, la sesión resultó de enorme interés esuchando las aportaciones y atendiendo a las dudas de los asistentes, profundizando también en aquellas áreas que despertaron mayor interés o controversia. ¿Cuál es el futuro de la comunicación política? No lo sé, pero sí sé cual debe ser su presente, y éste pasa necesariamente por el modelo de relación directa, democrático y multidireccional que inspiran las redes P2P.

Puedes echarle un vistazo y descargar la presentación que preparé para el seminario, junto a una serie de vídeos que puedes encontrar también en la colección de enlaces que ofrezco a continuación, y que me sirvieron de base para la exposición:

Web 2.0 

Política 2.0 

Comunicación P2P