Muy divertida la idea e impresionantes las imágenes panorámicas de alta resolución que capta la ‘Throwable Panoramic Ball Camera’, un proyecto de fin de carrera del ingeniero informático Jonas Pfeil, aún pendiente de patente.

Su uso es bien sencillo, la cámara se lanza al aire y captura una imagen totalmente esférica desde el punto más alto del vuelo. Puede capturar escenas con muchos objetos en movimiento gracias a sus 36 cámaras digitales de 2 megapíxeles que, al disparar todas al mismo tiempo, permiten crear una imagen panorámica de 360º.

Las imágenes se descargan en segundos con USB y se estima que su precio de venta rondará los 72 euros. ¿Le ves futuro a este proyecto?

Vía: La pelusa del ombligo