Le había perdido un poco la pista a mi amigo Joan Planas, uno de mis cineastas de referencia en la Red, del que apenas leía ya algún que otro tweet esporádico, pero me he llevado una alegría al recibir un correo en el que me explica sus nuevas andanzas:

Cogí maleta, cámara, y me fui con mi pareja, Ana Salvá que es periodista, a contar historias alrededor del mundo. Hemos empezado por China, uno de mis sueños que por fin estoy cumpliendo.

El sueño empezó el 25 de octubre, es muy reciente, la idea es publicar una historia cada domingo, y la de este domingo nos encanta y quería compartirla contigo, la historia de una familia rural de China“.

Mercado rural en China

Así que, mientras la mayoría nos dedicamos a filosofar en torno a la crisis del periodismo y el futuro de la profesión, otros simplemente se dedican a explotar todas las posibilidades del periodismo en la era digital, una tarea que no sólo es mucho más productiva e interesante sino, qué duda cabe, mucho más agradable también.

De Joan no vamos a descubrir ahora su buen hacer detrás de la cámara, pero si a esto le unimos el enfoque periodístico de las historias que busca y que ya comienza a encontrar, el resultado puede ser notable. Para muestra, el primer producto del blog destinado a recoger los reportajes (vídeo, foto y texto) y al que habrá que suscribirse para seguir de cerca este serial alternativo de periodismo dominical.