d) Instalación: Sube el contenido completo de la carpeta WPMU descargada al directorio de instalación usando el programa FTP que utilices, y dale permisos 777 a la raíz del directorio y a ‘wp-content’. Introduce en tu navegador la dirección de tu WPMU, sigue los pasos del instalador de WPMU… y ¡listo!

NOTA: No te olvides de devolver los permisos del directorio raíz y ‘wp-content’ a 755.

e) Configuración: ajusta las opciones de la instalación a tu gusto a través del panel de administración.

f) Importación: Aquí puedes optar bien por hacerlo vía base de datos, bien herramienta de exportación/importación de WP. Como tienes copias de ambas, puedes elegir la que quieras, aunque yo recomiendo la segunda porque es bastante sencilla y me dio excelentes resultados.

– Método base de datos: un tanto delicado, si no estás muy ducho en el tema. Aquí te dejo un tutorial, del que no me hago responsable 😉

– Método WP: Tan sencillo como exportar desde el panel de administración de tu blog en WP (Herramientas>Exportar) e importar (Herramientas>Importar) desde WPMU. Si el archivo es demasiado grande, incluso puedes utilizar el excelente plugin Advanced Export for WP & WPMU, que te permite exportar por bloques según fechas, autores, posts…

wp-wpmu2

Una de las cosas más odiosas de WPMU, aunque sé que es por motivos de seguridad, es que tiene ‘capada’ la posibilidad de incluir etiquetas como ’embed’, ‘object’, ‘script’ o ‘param’ en los posts, por lo que, si por ejemplo tienes vídeos de YouTube insertados en tus posts, éstos desaparecerán al realizar la importación (sí, me ocurrió).

¿Barrera infranqueable? Nones. Basta con que, antes de realizar la importación, vayas al archivo ‘kses.php’, en la carpeta ‘wp-includes’ de tu WPMU, y añadas las siguientes líneas a la retahíla de ‘$allowedposttags’ que te encuentras a partir de la línea 44 (bajo tu responsabilidad, porque si bien puedes publicar vídeos y otros elementos en tus posts, abre una puerta a posibles problemas, si tienes activada la opción de que cualquier pueda crear un blog):

'object' => array (
'id' => array (),
'classid' => array (),
'data' => array (),
'type' => array (),
'width' => array (),
'height' => array (),
'allowfullscreen' => array ()),
'param' => array (
'name' => array (),
'value' => array ()),
'embed' => array (
'id' => array (),
'style' => array (),
'src' => array (),
'type' => array (),
'height' => array (),
'width' => array (),
'quality' => array (),
'name' => array (),
'flashvars' => array (),
'allowscriptaccess' => array (),
'allowfullscreen' => array ()),
'script' => array (
'type' => array ()),

Otra cosa que debes tener en cuenta es que esta herramienta de exportación/importación de WP sólo salva los posts, comentarios, campos personalizados, categorías y etiquetas, por lo que tendrás que tomar nota de tus enlaces y widgets, por ejemplo, para poder ‘importarlos’ de forma manual después. Si trabajas con dos dominios, como yo, siempre puedes ir copiando de forma visual de una instalación a otra.

A medida que vayas importando, la herramienta te pedirá que definas si los posts han de ser asignados al autor por defecto o al administrador del sitio. Ten en cuenta que si te has configurado como administrador-autor, lo conveniente sería que los asignaras al nuevo admin. Eso ya queda a tu elección.