Pottermore

Pottermore es la página que JK Rowling, la autora de la saga de Harry Potter, prepara para llevar el mundo mágico del mago más popular de la ficción contemporánea a la Red. Debido al alto interés que ha despertado entre los fans la puesta en marcha de este proyecto, que no se abrirá al gran público de forma oficial hasta octubre, muchos estafadores están intentando hacer su agosto (nunca mejor dicho) mercadeando con el acceso adelantado a la web.

El fraude surge a partir del anuncio que realizó Pottermore para su promoción: repartir más de un millón de cuentas beta entre los más rápidos en terminar un reto ‘mágico’. Con estas cuentas, los ganadores pueden probar y conocer la página antes que nadie.

Pero según informa la BBC, la cosa se ha complicado. Por un lado, algunos de los usuarios que se han hecho con una cuenta han comenzado a venderlas, llegando hasta los 100 dólares en eBay, a pesar de que está prohibido expresamente por los términos y condiciones de la web. Y por el otro, atentando ya directamente contra la seguridad, numerosos estafadores se están dedicando a montar páginas falsas desde donde se ‘roban’ datos personales o se inyectan virus y malware en general bajo el reclamo de facilitar el acceso a la web, ofertando cuentas que, en realidad, son falsas.

Desde Pottermore se advierte de que las cuentas son gratuitas y que las que se están vendiendo son un fraude, así como que la única vía oficial y segura para adquirirlas es la propia página oficial. Aquellos que compren o vendan cuentas serán sancionados con un retraso en el acceso a la web, como mínimo, porque los responsables de Pottermore se reservan también el derecho a emprender acciones legales contra todos los malos usos detectados.

Así que ya sabes, un poco de paciencia y de prudencia. Que la magia es ficción. Y lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible (y peligroso, como ves).

Vía: Gizmodo