Realmente preocupado me ha dejado esta noticia en la que se deja entrever que la censura que aplica Microsoft a su nueva plataforma para algo parecido a un blog (impide la publicación de palabras de carácter sexual) no es un error de juventud, sino la plasmación de toda una ideología. Según Noticiasdot, el Washington Post ha revelado recientemente que la compañía que recorre el mundo pidiendo neutralidad a los gobiernos estudia censurar también aquellas imágenes “sexualmente explícitas”.

Parece claro que Bill Gates aspira a convertirse en algo así como en el primo puritano de la blogosfera, hipotecando la libre expresión de los bloggers que hagan uso de su sistema. No es una invención ni una especulación. En la propia página de Términos de Uso de Spaces se puede leer clarito: “You grant Microsoft permission to use, copy, distribute, transmit, publicly display, publicly perform, reproduce, edit, modify, translate and reformat your Submission” (“Usted da permiso a Microsoft para usar, copiar, distribuir, transmitir, reproducir, editar, traducir, modificar y reformatear” el contenido de los blogs). Im-presionante.

Share