“No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo” (Voltaire)

No seamos ilusos, el control de la información es una de las máximas aspiraciones de todo poder. Sin distinción del color político. Es precisamente la ciudadanía la que debe velar por el derecho a la libertad de información y de expresión. En sistemas totalitarios, defender este derecho supone cárcel o muerte. En democracia, no hay excusas. Igual estamos rindiéndonos sin haber comenzado a luchar. Con izquierdas como ésta, no hacen falta derechas. Y créanme, no es la igualdad ni la libertad ni el bienestar ni el progreso del pueblo lo que se esconde detrás de este nuevo arrebato dictatorial.

Si no sabes de lo que hablo, te lo cuentan con pelos y señales Enrique Dans y Fran J. Saavedra.

No es la Cope la que está en peligro, o cualquier otro medio más o menos significado políticamente en cualquier tendencia, es el sistema mismo de libertades, incluida la blogosfera. Es sólo otra excusa.

Si te animas, puedes apoyar esta Declaración por la Libertad de Expresión Digital.

Share