Y parece que fue ayer

Me ha parecido divertida la forma que ha escogido Matt Mullenweg (WordPress) para representar sus 22 años recién cumplidos. Se trata de simbolizar la edad como si de una versión de programa se tratase, lo cual, por otro lado, no podía ser menos siendo como es una de las referencias del fenómeno geek. Así, pues, Matt es versión 2.2, y por tanto un menda es versión 4.3, que supongo que viene a ser algo así como una versión avanzada de mi propio proyecto vital. Por tanto, y aunque el ser humano no abandona jamás su fase beta, quizás podríamos dejar esta definición para los gestantes, mientras que las versiones oficiales arrancarían con el nacimiento, que sería la release 0.0. Supongo que la fase pre-alfa sería el polvo en sí mismo y la alfa la que va de la fecundación a las tres primeras semanas (formación del feto). Pero, vamos, que tampoco soy un experto.

Lógicamente, estoy abierto a que se me reporten todos los bugs que los usuarios vayan encontrando y no sería mala idea publicar en cada cumpleaños un changelog, con aquello que hemos ido corrigiendo, y un things to do, con las propósitos de enmienda y mejoras previstas para los siguientes 12 meses. Lo mejor, que las actualizaciones son regulares y puntuales, sin sorpresas. Lo peor, que el proyecto tiene idefectiblemente fecha de caducidad, aunque por lo general su código se conserva más o menos alterado en esas adaptaciones del original que llamamos hijos. Pero, ¿cómo ofrecer nuestro ADN? ¿Copyright, GNU, GPL, Creative Commons, Coloriuris…?

Y tú, ¿qué versión de tu propio software vital eres?

Share