Eduardo Pérez Orue (minilobo) está que trina. Registró el dominio deusto.com en 1997 y ¡¡nueve años después!! ve cómo la editorial Planeta Agostini lo denuncia por apropiarse en Internet de la dirección de una de sus filiales, Ediciones Deusto. Para colmo, la marca Ediciones Deusto fue registrada en 2002, es decir cinco años después de que Eduardo pusiese en marcha su sitio, ahora suspendido por la WIPO, una web literaria ahora redirigida a Literatura Digital.

Como la mayoría de ustedes sabrá, Deusto no sólo es el nombre del sitio de Eduardo ni de la filial mencionada, sino que es un nombre originario de un barrio de Bilbao y bastante extendido, tal como lo explica el propio damnificado: “Universidad de Deusto (http://deusto.es), una ferretería, de una consultora, de una panadería…”.

El caso es que Eduardo se ha quedado compuesto y sin novia virtual, a la espera de los que determine la WIPO. Pero no callado. Su historia ha sido publicada en su nueva web y en su blog en inglés, de donde ha saltado a Digg, que es donde la he encontrado.

Actualización (25 ene-17.20 h): Hombre de Uel nos comunica en los comentarios que la noticia también ha sido publicada en Menéame.

Share