Ni izquierdas ni derechas, ni agujeros del 11-M, ni negociación con ETA, ni Estatut ni disfraces ni trío de las Azores ni Barça o Real Madrid. En cuanto la SGAE llama al orden, toda la clase política española se pone de acuerdo.

Bueno, no toda, aún hay quien llama a las cosas por su nombre:

“Esteban alegó que en este proceso no se ha realizado una mera transposición de la directiva europea “pues se han regulado aspectos no contenidos en ella”, dijo. Puso en duda que se haya llegado a un “texto equilibrado” y pidió una reflexión sobre el hecho de que la defensa de los derechos de los artistas “en la práctica viene a engordar las cuentas de las entidades de gestión, por otra parte, muy necesarias”, explicó. “Hace falta una readecuación de la industria a las nuevas condiciones tecnológicas y esto no se ha hecho, a la par que hay muchos defectos en el reparto competencial”, advirtió”.

Objeciones del diputado Aitor Esteban (Grupo Parlamentario Vasco) a la nueva ley, recogidas por Europa Press.

Vía:
Escolar

Share