“La RIAA ha mandado varias cartas de ‘cease and desist’ a usuarios de YouTube reclamándoles la retirada de los vídeos en los que se les ve cantando o bailando canciones conocidas”.


Fuente:
Project Opus

Vía: Menéame

Share