Me lo advierte Armonth a través del correo, WordPress vuelve a estar bajo sospecha de fallo de seguridad. En principio, me parece algo muy similar a la alerta de meses pasados en torno al registro libre de usuarios, pero el post de SigT y las prisas por lanzar la versión 2.0.4 me llevan a pensar que algo huele a podrido en Dinamarca, una vez más. El bug que no cesa. ¿Qué sería de mi inestabilidad psicológica sin este estupendo CMS?

Actualización (29 jul-19.50 h): Tal y como avisa Armonth en los comentarios, WordPress 2.0.4 ya es oficial.

Share