Vía Hispamp3 descubro que el periódico ‘elEconomista’ acaba de realizar una denuncia pública contra la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) por la conratación de una empresa (TNS Sofresam) que incumple la Ley de Propiedad Intelectual en lo que se refiere a la utilización de textos periodísticos sujetos a derechos de autor:

“Coincide que esa misma ley que incumple TNS es a la que la SGAE se acoge para defender los derechos de autor de sus socios. De hecho, la última revisión de esta normativa (julio 2006) puede llevar a las sociedades de gestión de derechos españolas, especialmente a la SGAE, a pasar de ingresar 78 millones de euros al año de canon por copia privada, a unos 300 millones, gracias al llamado canon digital que gravará a móviles, dispositivos mp3 y, en general, cualquier aparato capaz de grabar y/o reproducir contenidos susceptibles de estar protegidos por los derechos de la propiedad”.


Y eso que ‘elEconomista’ establece claramente en su contraportada las condiciones de copyright :

“Prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la LPI” (Ley de Propiedad Intelectual)”.

Ni que decir tiene que aquí somos partidarios del derecho de cita y contrarios al copyright cuando no existe ánimo de lucro, pero resulta realmente llamativo que sea precisamente la SGAE, la abanderada de los derechos de autor, la que no predique con el ejemplo. O mejor dicho, que predique sólo cuando, donde y a favor de quien le interesa.

…y con el mazo dando.

Share