Bueno, bueno. Juas. Esto es la risa. No habían pasado 24 horas desde el lanzamiento oficial y ya se daba el aviso de la primera vulnerabilidad en Internet Explorer 7. Microsoft, genio y figura. La cosa no es demasiado grave, pero es, que es lo que llama la atención. Según leo en Maestros del Web, la solución transitoria a la espera del también primer parche es deshabilitar el Active Scripting Support. ¿Tantos años de desarrollo para esto? Permítanme que me ría… maliciosamente, claro.

Share