Virus fósil

Investigadores franceses han devuelto a la vida a un virus fósil que se encontraba inactivo en el genoma humano. Se trata del retrovirus ‘Phoenix’, una versión “controlada” de la familia HERVS HERV-K, también llamada (HML2), y que infectó a nuestros pasados hace millones de años. Esta versión “controlada” evita, según estos científicos del instituto Gustave Roussy de Villejuif capitaneados por Thierry Heidmann, posibles mutaciones, aunque no su capacidad para provocar infecciones en el ser humano. El equipo ha constatado que el virus ‘resucitado’ puede infectar células humanas y reproducirse, pero con escasa proyección, probablemente debido a que el ser humano haya desarrollado ya mecanismos de defensa inexistentes miles de siglos atrás.

Supongo que quienes han emprendido esta línea de investigación lo hayan hecho con la firma convicción de que sus experiencias aportarán ventajas al conocimiento, comprensión y lucha contra las enfermedades, pero no sé hasta qué punto se pueden controlar organismos sabiamente extinguidos por la naturaleza en su momento y como podrían reaccionar en circunstancias determinadas. “La vida siempre se abre paso”, decía el matemático Ian Malcom (Jeff Goldblum) en Parque Jurásico, y a mí me da que eso es una gran verdad.

Vía: Boing Boing

Share