El asunto de los derechos de autor se está poniendo realmente surrealista, y en esta ocasión no es Estados Unidos, sino Japón, el que nos ofrece una noticia de ésas que te ponen los pelos de punta:

“Un hombre de 73 años que interpretaba en un bar melodías sujetas a derechos de autor de los Beatles y otros artistas fue detenido el jueves acusado de violar la ley de propiedad intelectual, ha anunciado la policía”.

“El detenido es Masami Toyoda, de Nerima-ku (Tokio), quien ha admitido las acusaciones.

Los investigadores acusan a Toyoda de interpretar de manera ilegal 33 canciones, entre las que se encuentran ‘Here, there and everywhere’ o ‘Yesterday’, ambas de los Beatles, cuyos derechos de autor son gestionados por la Japanese Society for Rights of Authors, Composers and Publishers (Sociedad Japonesa de Derechos de Autores, Compositores y Editores). Según el acusado, las canciones fueron interpretadas con su armónica, y acompañado de una pianista, en un bar que gestionó entre agosto y septiembre de este año”.

Al final será verdad eso de que tendremos que pagar por cantar en la ducha. Aunque muy probablemente estas interpretaciones se hicieran con ánimo de lucro, eso de arrestar a alguien por tocar una armónica me parece un auténtico disparate. Como bien dice Joi Ito: “Un criminal menos”. De traca.

Fuente: Mainichi Daily News

Share