Así de claro. Ha bastado un nuevo error de DNS en el servicio antispam de Akismet, uno de los sitemas más utilizados por los bloggers, sobre todo si trabjan con WordPress (WP), para que las hordas spammer se colaran con renovados bríos por toda la blogosfera. Para este blog ayer fue un día especialmente duro, con un pico de entrada de spam de hasta 3.000 por minuto, lo que evidentemente provocó problemas durante todo el día, especialmente en la tarde-noche.

No he tenido más remedio que activar temporalmente el Bad Behavior, aunque su voracidad es tal que no sólo bloquea a los spammers, sino a muchos comentaristas habituales y, sí, sorpréndete, incluso a mí mismo en alguna ocasión. Al as cuatro horas de activarlo, ya me mostraba la captura de más de 10.000 comentarios no deseados. Demasiado para cualquier base de datos.

En vista de que los síntomas parecen no remitir, Akismet ha liberado una nueva versión de su plugin para WP que ofrece la posibilidad de revisar y eliminar automáticamente los comentarios spam que se te hayan colado tras una caída del servicio. Una aspirinilla, vaya, que no te libra del contagio, pero al menos te lo hace más llevadero.

Share