DJ Drama

La RIAA continúa adelante en su campaña triunfal procopyright en los Estados Unidos de América, o tierra de las libertades (como prefieran), con todo el apoyo del aparato policial. Ahora acaba de abrir un nuevo frente que tiene como objetivo los ‘mixtapes‘, provocando la detención de una de las figuras más importantes del género, DJ DRama. La policía irrumpió en su estudio siguiendo una denuncia de la RIAA y se llevó todo el material del pinchadiscos, sin distinguir entre lo presuntamente ilegal y lo manifiestamente lícito.

El ‘mixtape’ es un conjunto de mezclas personales que montan los DJ para darse a conocer en la calle y clubs, y en las que muestran sus gustos musicales, su talento como mezcladores, sus contactos y su capacidad para estar informados de lo último en materia discográfica. En estos ‘mixtapes’, que conservan el ‘tape’ original de cuando comenzaron a grabarse en cintas de casete aunque ahora ya van en CD, se suelen incluir fragmentos de lanzamientos discográficos inéditos, auténticas primicias, junto a nuevos ritmos, las propias aportaciones del DJ y temas ya conocidos. Los ‘mixtapes’ suelen venderse en la calle y con un claro objetivo de promoción para su autor.

Durante décadas, la industria ha tolerado esta actividad, de la que se beneficia indirectamente al promocionar y calentar el ambiente de las novedades que estána punto de salir al mercado. Además, les han servido para ir detectando nuevas promesas e ir tomándole el pulso al gusto de la gente de la calle. La RIAA, sin embargo, siempre ha tenido a estas producciones ‘caseras’ entre sus objetivos y parece que ya se ha decidido a combatirlas abiertamente.

Los ‘mixtapes’ se han convertido en una de las bases fundamentales del hip hop y un elemento más de la cultura underground norteamericana, en la que prácticamente todos, industria, músicos, público y DJ salían ganando. A partir de ahora, pasan a formar parte de la lista negra de la ‘piratería’ que manejan los fundamentalistas del copyright en su absurda y desmedida batalla contra la cultura libre.

Share