Menuda sorpresa me he llevado esta mañana durante mi visita diaria al blog de Enrique Dans. Nada menos que un post dedicado al retorno de Reinvigorate. Seguro que a muchos de ustedes, especialmente bloggers y lectores que llegaron a esto de la blogosfera después de 2004, lo de ‘Reinvigorate’ le sonará a bebida isotónica reconstituyente. Pero no, y aun cuando el apelativo pueda llevar a engaño, se trata del que fue uno de los servicios de estadísticas más populares de la blogosfera, que cerró sus puertas hace más de año y medio prometiendo un pronto regreso, y que ahora parece despertar de su letargo.

Enrique explica muy bien las características del servicio y por qué enganchó tanto a un buen número de bloggers. Me lo he pasado pipa con su post, porque sitúa la herramienta en su contexto, un par de años atrás, ofreciendo algunas pinceladas de lo que se movía entonces en la blogocosa (¡ay!, cómo hemos cambiado). Pues bien, Enrique no sale de su asombro porque, como si de un mensaje del más allá se tratase, acaba de recibir una invitación para probar la nueva versión beta del producto. Una invitación que yo también solicité en su momento y que, sinceramente, pensé que ya jamás iba a llegar (de hecho, no me ha llegado).

Así que esperamos que Enrique lo pruebe y lo comente, y nos cuente luego a todos qué tal va. Yo espero ansioso también a ver si me llega, tan sólo sea por contemplar el rostro de los programas que habitan en la limbosfera. Por de pronto hay rediseño de su página oficial, ofreciendo unas capturas de pantalla de lo más sugerentes.

Actualización (30 ene-15.15 h): Continuando con mi periplo blogosférico, veo que a Eduardo le ha llegado también la invitación.

Share