“A nadie en su sano juicio se le ocurriría, en este momento, tildar de piratería al hecho de escuchar algo por la radio ni siquiera al hecho de grabar lo que se programa en la radio para reproducirlo posteriormente.

Creo que en unos años podremos cambiar la palabra “radio” por “Internet” y donde ahora algunos ven “piratas” y “distribución ilegal” descubrirán que en realidad son “oyentes/lectores”, que la red es magnifico un canal de difusión y que los que hacen negocio estarán encantados de pagar a aquellos cuyos contenidos les permiten ganar dinero”.

Fuente: Blog de Miguel Pérez Subías en aui.es

Share