Oña… y no es de coña. Y va y arrasa. Politicaetón.

Gracias, Dolors.

Share