Sorprendente (y envidiable) esta noticia que leo en Boing Boing:

“El Gobierno alemán contrata a expertos para que amplíen la Wikipedia alemana en aspectos como energías renovables, nutrición, agricultura y protección al consumidor. El Ejecutivo anda buscando especialmente wikipedistas debido a su experiencia en la edición de la herramienta”.

En la española, mientras tanto, seguimos discutiendo qué es relevante y qué no lo es.

La participación de un gobierno en herramientas democráticas como ésta puede despertar miles de alarmas entre los que amamos una Internet libre, pero si sólo se trata de potenciarlas y ampliar el conocimiento, bienvenida sea. No en vano, al menos en teoría los gobiernos democráticos están bajo el control de la sociedad, algo que no ocurre con las empresas… y mira que andan éstas comprando todo lo que se mueve en la Red.

Share