Prince’s ‘Planet Earth’

En una nueva muestra del espíritu poco lucrativo y de la defensa a ultranza de la música y de la creación que la caracteriza, la industria musical no ha dudado en poner el grito en el cielo y a parir directamente a Prince por su decisión de distribuir gratuitamente su último trabajo discográfico, ‘Planet Earth’, en colaboración con el periódico británico ‘Mail on Sunday‘. Es decir, que a la industria no sólo le parece mal que los usuarios ejerciten su derecho a la copia privada o al intercambio de archivos en la Red, sino que también les parece mal que un músico distribuya sus creaciones como mejor le convenga.

Aunque parece claro que Prince no es tonto precisamente y que en este caso será el periódico quien sostenga un gasto promocional que cubrirá el coste del disco y buen parte de la previsión comercial, y a pesar de que el disco también se pondrá a la venta en las ‘stores’, las asociaciones de tiendas de discos afirman que se trata de una “traición” y un atentado contra sus intereses. Entienden que la cultura debe ser pagada de forma obligatoria y echan mano nuevamente del manido concepto de ‘valor’ cuando en realidad hablan de ‘precio’. El cabreo es tal que amenazan con transformar al ‘artista una vez conocido como Prince’ con el ‘artista que una vez estuvo disponible en las tiendas de discos’. No le caerá y nos caerá esa breva.

Prince lo tiene tan claro que incluso tenía pensado regalar CD en sus conciertos en vivo, y que yo sepa no hay ley que lo prohíba, pero al final ha tenido que desistir, al menos en el Reino Unido, por la presión de las discográficas. Es más que posible que el músico haya llegado a la conclusión a la que muchos ya han llegado y muchos otros los harán a medio o corto plazo: las grabaciones son un canal de promoción, el sustento del músico son sus conciertos.

Como bien señala Stephen Miron, director del ‘Mail on Sunday’:

“Se trata de llevar la música a la gente y él quiere llevarla a tanta gente como sea posible”.

Lo demás, puro pataleo. Por cierto el disco saldrá a la venta el 24 de julio.

Vía: Slashdot

Share