Lo había visto en la web de la AI y veo que también lo comenta Enrique Dans: diversos colectivos ciudadanos y profesionales, agrupados en la plataforma Todos contra el Canon, exigirá a los políticos españoles que manifiesten abiertamente su postura en relación al canon digital, para que los electores puedan decidir su voto con todos los elementos en sus manos. Se trata de una iniciativa que busca confrontar el interés general de la ciudadanía con el particular de los lobbies del mundo de la cultura, colocando a los políticos contra las cuerdas y obligándolos a mostrar públicamente su posición en el debate. Algo que, por razones obvias, ellos prefieren mantener más bien en secreto, o casi.

Será cuanto menos divertido ver cuántos recogen el guante y cuántos, entre éstos, son capaces de mantener a cara descubierta su apoyo a este impuesto revolucionario. Divertido y necesario. Buen reto. Al fin y al cabo, si los lobbies del copyright lo hacen durante todo el año, ¿por qué no ha de aprovechar su fuerza también la ciudadanía?

Share