El hoax del esqueleto gigante

No es muy habitual que toda una institución como National Geographic salga a la palestra para desmentir una broma que circula por Internet. Pero, eso ni más ni menos, es lo que se ha visto obligada a hacer en su página oficial con el hoax del esqueleto gigante, forzada por la enorme difusión de la imagen por toda la Red y el aluvión de peticiones de información de medios de todo el mundo.

La historia no deja de ser curiosa: en 2002, un tal IronKite decide enviar el montaje que pueden ver arriba a un concurso de Photoshop de los que organiza la web Worth1000.com, en su sección de ‘Anomalías Científicas‘. El autor acompaña la imagen con un texto en el que se asegura que National Geographic ha descubierto un esqueleto gigante perteneciente a una antigua raza de la India. En poco tiempo, el hoax se convierte en una leyenda urbana y recorre la Red a través de correos electrónicos, mensajería instantánea y salta a blogs y medios de comunicación.

Lejos de disiparse, la leyenda continúa creciendo y adquiriendo carta de veracidad, provocando el bombardeo de visitantes y de correos en demanda de mayor información a la web de la popular revista. Cinco años después, la presión es tal que ésta decide poner las cosas en su sitio a través de una extensa nota oficial. En ella, se detalla la historia del hoax y cómo ha ido derivando a través del tiempo hasta convertirse en la pesadilla que ahora mismo es para los responsables de la revista.

La clave está en un montaje perfecto, en una argumentación de coherencia aparente y en lo muy ingenuos que somos los internautas. Y, claro, el prestigio de una publicación que cada día nos sorprende con nuevos e increíbles descubrimientos.

Share