He leído con interés y algo de nostalgia los 10 consejos para bloggers que da Jon Barger, creador del término ‘weblog’, basándose en lo que imperaba allá por finales de los noventa. No sé si la intención de Barger era la de citar cómo eran los blogs en sus principios o determinar cómo han de ser ahora, lo cierto es que, fuera cual fuera su intención, a mí me ha valido para realizar algunos puntos comparativos entre los blogs de hace una década y los de ahora. Hay conceptos que, evidentemente, siguen siendo válidos, pero curiosamente otros no sólo han dejado de serlo, sino que incluso son hoy mal vistos en la blogosfera.

Parto de la traducción que han hecho en Alt1040 para establecer la comparativa:

1. Un verdadero blog es un registro de URLs que te gustaría guardar para después, por lo tanto del.icio.us es mejor plataforma de blogs que Blogger.

Efectivamente, así es lo que eran en un principio, una página para ir anotando aquello que te fuera llamando la atención en la Red. Casi para uso personal, aunque estuviera disponible para cualquiera. Si alguien se limitara hoy día a publicar un blog sólo con enlaces sería tachado de cualquier cosa, incluido de ‘copy&pastero’, menos de blogger. Ni siquiera en Tumblr o en del.icio.us uno se limita a copiar direcciones web.

2. Seguro que puedes incluir enlaces a tus pensamientos y opiniones publicadas en otros lados, pero si tienes más posts originales que enlaces, tal vez necesites aprender un poquito de humildad.

Esto continúa siendo válido en la actualidad, pero no en la dimensión que propone Barger. Enlazar es muy importante, pero siempre en el contexto de una reflexión personal y los posts que suponen simples enlaces o referencias han de usarse sólo como recurso de variedad. Estamos en el mismo caso que en el punto anterior: un blog que enlace más que cuente sería hoy rápidamente criticado y probablemente despreciado por la comunidad.

3. Si dedicas poco tiempo buscando antes de publicar, tal vez encuentras la idea mejor explicada en otro lado.

La idea en sí es correcta, y recomendable en sentido general. Sin embargo, una de las virtudes que se le reconoce en la actualidad al blog es su inmediatez, su capacidad para poner en marcha una noticia o idea de forma instantánea para luego irse completando, corrigiendo o madurando con la aportación de lectores y blogs que participen en la conversación. Es también una de las características que los diferencian de los medios de comunicación tradicionales, donde prima (o debería primar) el contraste de la noticia. La blogosfera contrasta la noticia de forma mancomunada y, desde luego, mucho más democrática que en un medio de comunicación. Es posible que encuentres una idea mejor expresada en otro lado, pero también es posible que no. Contrastar y documentar un post está bien, pero nunca hasta el punto de hacerle perder frescura, espontaneidad o inmediatez.

4. Siempre es mejor que seas tu mismo al escribir, tus lectores necesitan conocerte.

Una verdad casi eterna… si dejamos de lado los blogs de ficción. ¿Qué hubiese sido de Casciari si hubiese seguido esta norma?

5. Siempre puedes mejorar la descripción del enlace, necesitas ser lo suficientemente descriptivo para que tus lectores no tengan que visitar la página que enlazas y determinar si ya la conocían ,lo no.

Si por ‘describir el enlace’ se entiende dejar bien claro qué es lo que van a encontrar los lectores al pinchar (vigilando que el hipertexto sea lo suficientemente explícito), bien. Si a lo que se refiere es a documentar cada enlace con datos, nombres, autores, etc… pues creo que es innecesario, salvo en el caso de archivos, donde nunca viene mal informar de su formato y su peso.

6. Siempre debes incluir algún adjetivo que describa tu propia reacción al ver el sitio que estás enlazando.

Bueno, es algo que yo mismo suelo hacer de una forma natural, pero no creo que sea materia obligatoria ni necesaria en un decálogo. Forma más bien parte del estilo de cada blogger.

7. Dale crédito a la fuente. Siempre. (¡usa el vía!)

Completamente de acuerdo. Creo que lo de ‘usa el vía’ lo han añadido en Alt1040. Yo añado ¡y la fuente original!, siempre que sea posible.

8. Advierte sobre “trampas”, formatos extraños, anotaciones con muchas páginas, descargas muy grandes. No escondas los enlaces.

Bien, pero creo que ya va incluido en el punto #5. Redundante.

9. Crea un feed de Google News que te permita dar seguimiento a alguno de tus autores o celebridades favoritas y así otros fans pueden leer sobre ellos en tu blog.

Es una opción.

10. Republica tus posts favoritos cada cierto tiempo, para personas que se lo perdieron la primera vez.

¿¿!! ¿Republicar? Creo que Microsiervos estuvo haciendo algo de eso durante un tiempo y casi lo crucifican. Republicar, lo que se dice republicar… creo que hay muy pocos bloggers que lo hagan y no le veo demasiado sentido. Hay alternativas mucho más interesantes: enlazar desde los nuevos posts a posts antiguos, mantener los archivos perfectamente accesibles y estructurados, crear una sección o un widget con los posts más vistos, más votados, más comentados o más interesantes desde tu punto de vista, poner en marcha una sección de ‘Hace un año’ o dos o tres…

Sin lugar a dudas, me quedo con los consejos de David Sifry, entre otros muchos más completos. El tiempo no pasa en balde, y parece que con Barger no ha hecho una excepción. Lo anoto para el museo de la blogosfera.

Share