Guía práctico-gráfica para el usuario de WordPress en estado de buena esperanza por el alumbramiento de esa criatura que llevará por nombre Milestone 2.5:

Fase naranja: la dulce espera

WordPress Fase 1

(1) Hazte con dos o tres manos más y sigue los sabios consejos de Antonio y Andrés para tenerlo todo preparado: revisar plugins, desactivar plugins, descargar plugins, activar plugins, revisar códigos, corregir códigos, revisar themes, descargar themes, actualizar themes…

(2) Espera a que salga la nueva versión (22 años dicen ahora). Si no puedes apartar tus ojos del reloj, hazte al menos con uno bonito, de cuco o algo así.

(3) Desde que veas a medio Twitter twittear la buena nueva, corre a descargar la nueva versión, sigue todos los pasos recomendados y, como ya has tenido tiempo de tenerlo todo preparado, volverlo a ‘despreparar’ y prepararlo otra vez como una docena de veces, ya no recordarás si lo tienes todo preparado o no, así que dale directamente al upgrade y que sea lo que Automattic quiera.

Fase roja: la actualización, propiamente dicha

WordPress Fase 2

(4) Vale, aparta tus ojos de la pantalla, respira hondo, reza lo que sepas y… lentamente… muy… lentamente… vuelve a mirar la pantalla.

(5) Sin comentarios

(6) Empecemos otra vez: revisar plugins, desactivar plugins, descargar plugins, activar plugins, revisar códigos, corregir códigos, revisar themes, descargar themes, actualizar themes…

Fase verde: ¡síiiiiiiiiiiiiii!… ¿Sí?

WordPress Fase 3

(7) No desfallezcas, la noche es joven y tú eres muy tuyo cuando te pones. No sucumbas al cansancio ni a la desmoralización. No importa que en algún momento de la madrugada comiences a ver cosas raras paseando por tu mesa, son los duendes del PHP, que vienen a echarte una mano. Y, cuando menos lo esperes, quizás tan sólo al actualizar los permalinks, desactivar el caché o refrescar el navegador…

(8) ¡¡¡¡¡¡Tachán!!!!! Toma, toma, toma y toma.

(9) Serán unas horas increíbles. No importa lo demacrado ni exhausto que estés. Da igual. A esas horas del alba, lo más probable es que lo cuentes todo en un post. Horas mágicas, sí, pero horas, antes de irte a dormir. Al despertar, recordarás que con esto de los cms nunca se sabe. Y puede que aún menos con WordStress. El rumor se propaga por la blogosfera como la pólvora: “pues me han dicho que la próxima semana hay nueva versión”. Y nada, tú a tu rincón favorito. Otra vez. De los nervios. A esperar…

NOTA DEL AUTOR: Yo me ando por la fase (2) y este post no es más que producto de un ataque de ansiedad derivado de la espera. Espero que nadie se sienta ofendido por esta visión humorística del ‘long and winding road’ de nuestro querido cms, todo hay que decirlo, el mejor sistema de publicación de blogs concebido hasta el momento. ¡Ay! 😉

Share