Está bastante claro que el stock con que contaba telefónica para el lanzamiento del iPhone 3G en España era bastante escaso, pero de ser cierto lo que comenta Marcelino tendríamos que cambiar el calificativo de ‘escaso’ por ‘ridículo’. ¿300? ¿300 unidades, nada más? ¿Pero qué responsable de ventas puede justificar eso?

Share