Que las hormigas sienten especial predilección por los aparatos eléctricos es algo sabido, y que tampoco les hacen ascos a los equipos informáticos es algo de lo que puedo dar fe yo mismo.

La pareja que grabó este vídeo comenzó a observar hormigas en el teclado de su ordenador, pero no se explicaban de dónde venían. Un día, la esposa le comenta al marido que la impresora no está funcionando bien y, al abrirla, se encontraron todo un hormiguero dentro.

Igual de esto se extrae alguna idea útil para el reciclado natural de los deshechos relacionados con las nuevas tecnologías. La naturaleza impone siempre su ley.

Vía: Gizmodo

Share