oXcars 2008

Tremenda la que están organizando Exgae y Conservas en la sala Apolo de Barcelona para finales del próximo mes de octubre, en clave de fiesta para la defensa y reivindicación de la cultura libre frente a la ofensiva de aquellos que gobiernan de espaldas al ciudadano y los fundamentalistas del copyright.

El plato fuerte tendrá lugar el martes 28, con la primera edición de los oXcars:

Los primeros premios internacionales que barrerán los Oscar, los Grammy, los Goya, los Max…”

Se trata de un festival de cultura libre que está apoyado por numerosas organizaciones y personalidades internacionales, entre las que te pueden sonar Pirate Bay, Leo Bassi, Wu Ming Foundation, The Bittorrent man o FreeCinema, entre otras, con actividades como conciertos, hacking, cine, animación 3D, P2P y, por supuesto, la espectacular entrega de premios.

Además, durante toda esa semana, se llevarán a cabo varios actos como presentaciones de libros, proyección de documentales, charlas, talleres, debates, más conciertos y una gran fiesta final. Todo ello con el copyleft, la cultura libre y la denuncia de los abusos de la industria, las gestoras de derechos y los gobiernos por bandera.

En el marco del encuentro se presentará también el libro colectivo ‘Los piratas son los padres‘, escrito por un puñado de gente para la ocasión. Entre ellos se encuentra un servidor, que ha tenido el honor de participar junto a nombres como Richard Stallman, Carlos Sánchez Almeida, David Maeztu, Nosoypirata.com, Javier Candeira, Juan Freire, Ana María Méndez, Jorge Cortell o Carlosues, por citar sólo a algunos de los 43 colaboradores.

Entre los patrocinadores que apoyan la propuesta están GISS, Miró Tv, Telekommunisten, Jamendo, Orxata Sound System / Ladinamo, VodkaMiel, Traficantes de sueños, Nerdfiles, Mobuzz TV, Público.

Y lo más importante, no te pierdas el impresionante manifiesto ‘La avaricia’ que da sentido a toda esta movilización:

¿Cómo habrá que decirlo?: El hecho de que recopile música por internet y que esto haga de mi un melómano, me provoca mucho más interés para acudir a conciertos y para que compre los originales de lo que más me ha gustado. Sólo en el delirio insaciable de la industria discográfica se puede pensar que la gente deba comprar los miles de discos a los que tienes acceso ahora para escoger, cuando decide consumir”.

Y también:

Share