Lo he visto en TechCrunch y me he quedado impactado (no por lo que piensan). Se trata del anuncio de una lavadora Siemens con un precio de 4.999 coronas danesas (671 euros) que puede contemplarse en la tienda online Fleggaard.

Siempre he rechazado los anuncios que recurren al desnudo femenino de forma más o menos gratuita, pero éste tiene un punto tan excesivo e histriónico que, junto a su calidad, ha logrado sorprenderme. No estoy para nada de acuerdo con Michael Arrington en que se trata del mejor anuncio de la historia (tengo otros mejores en mi lista), aunque sí comparto con él que igual sin esos senos podría haber quedado igual de bien. ¿Sexista, machista? Que cada cual saque sus conclusiones.

Share