1. Primero me dijeron: “No dejes que los enlaces se abran en tu misma página, ponles un rel=”blank” o perderás usuarios”. No hice caso, y mis usuarios crecieron.
  2. Luego me dijeron: “No enlaces a otros blogs si ellos no te enlazan, ellos ganarán y tu perderás visitas”. No hice caso, y los trackbacks hacia mis posts y mis visitas crecieron.
  3. Después alguien me dijo: “No ofrezcas el contenido completo de tus posts en los feeds. La gente no irá al blog y perderás visitas”. No hice caso, y mis suscriptores y visitas crecieron.
  4. Posteriomente otro me aconsejó: “No te sumes a redes ni planetas, acabarás perdiendo tráfico”. No hice caso, y mi presencia en la Red y mi tráfico crecieron.
  5. Entonces me dijeron: “No comentes tus posts ni respondas a quienes lo comenten en Twitter, Menéame, Bitacoras.com o Facebook. Al final, perderás usuarios, visitas y comentarios”. No he hecho caso, y mis usuarios, visitas y comentarios siguen creciendo.

Será por todo eso que sigo enamorado de la conversación 😉

Y tú, ¿tienes algún otro mal consejo a mano?

Share