Rompió moldes con ‘Papá, yo viazé un corrá‘ y casi se hunde con ‘Mi carro‘. Ahora, El Koala contraataca con ‘Soy arbañí‘, dispuesto a hacerse con el cetro del verano en plena crisis de la construcción 😉

Share