La prestigiosa publicación médica ‘The Lancet‘ acusa en su último número al Papa Benedicto XVI de “distorsionar evidencias médicas para promover la doctrina católica diciendo que los preservativos incrementan la propagación del sida” y le insta, en un editorial, a retractarse de los comentarios realizados la semana pasada, al considerar que de no ser así causaría un inmenso perjuicio a la opinión pública y a los responsables médicos que tratan de contener la enfermedad. Cuando cualquier persona influyente, ya sea un líder religioso o político, realiza una declaración científica falsa que podría ser devastadora para la salud de millones de personas, debería retractarse o corregir el registro público”.

La revista médica ‘The Lancet‘ pide al Papa que se retracte’, publico.es

Pues me sumo a la petición.

Share