Continuando con los datos curiosos acerca de la misión Apolo XI, en este su 40 aniversario, traducimos un interesante artículo publicado en National Geographic en el que dos expertos desmontan algunos de los puntos más populares de la teoría de la conspiración sobre que la llegada del hombre a la Luna no fue más que un montaje publicitario de la Nasa y EEUU.

1. La bandera

Apolo XI: la bandera

La llegada del hombre a la Luna fue un montaje porque… la bandera USA aparece ondeando en vídeos y fotografías, cuando se supone que en la supeficie lunar no hay aire.

– La bandera ondea porque el astronauta acaba de ponerla y su propia inercia produce el movimiento (Roger Launius, del Smithsonian’s National Air and Space Museum en Washington DC)

– Los astronautas también doblaron accidentalmente las barras horizontales que sostenían la bandera en el lugar varias veces, creando la sensación que se ve en las fotografías (Ker Than).

2. Las fotos

Apolo XI: las fotos

La llegada del hombre a la Luna fue un montaje porque… sólo dos astronautas pisaron la Luna al mismo tiempo, pero en las fotos en las que aparecen ambos no se ve ninguna cámara. ¿Quién tomó las fotos?

– Las cámaras fueron montadas en el pecho de los astronautas. En la imagen se puede ver los brazos de Armstrong a la altura del pecho. Ahí es donde está la cámara (Phil Plait, autor del premiado blog Bad Astronomy y presidente de la James Randi Educational Foundation).

3. Las estrellas

Apolo XI: las estrellas

La llegada del hombre a la Luna fue un montaje porque… los astronautas no realizaron ninguna exclamación durante su paseo por la luna, y en los fondos de las fotografías curiosamente no aparece ninguna estrella.

– La superficie de la Luna refleja la luz solar, lo que puede haber dificultado la visión de las estrellas. Igualmente, los astronautas realizaron las fotos con ajustes rápidos de exposición, lo que habría limitado la luz en el fondo. Se fotografiaba a 1/150 o 1/250 de segundo. A esa velocidad, las estrellas apenas si podían aparecer (Phil Plait).

4. El alunizaje

Apolo XI: el alunizaje

La llegada del hombre a la Luna fue un montaje porque… el módulo lunar aparece estacionado sobre una superficie plana, estable. Sin embargo, el alunizaje habría provocado una gran nube de polvo y generado un cráter.

– Los motores del módulo lunar fueron apagados antes del aterrizaje, por lo que no hubo tiempo para que se formara un cráter o levantara mucho polvo (Roger Launius).

5. Las sombras

Apolo XI: las sombras

La llegada del hombre a la Luna fue un montaje porque… la figura de Aldrin se ve perfectamente entre las sombras del módulo. Muchas sombras parecen extrañas en las imágenes. Algunas no son paralelas y algunos objetos en sombra aparecen bien iluminados, por lo que parece que hay fuentes sospechosas de luz y múltiples cámaras, como en un estudio.

– Sí, claro, había múltiples fuentes de luz: el Sol, la luz reflejada en la Tierra, luz reflejada por del módulo lunar, por los trajes espaciales, por la superficie… Es importante obervar tambien que la superficie lunar no es plana. Si un objeto está en un hoyo, su sombra será diferente a la de otro que esté al lado, pero sobre una superficie (Roger Launius).

6. La huella

Apolo XI: la huella

La llegada del hombre a la Luna fue un montaje porque… la impresión de la huella es demasiado nítida para un paisaje seco, correspondería más bien a una superficie mojada.

– Eso es absurdo. El polvo lunar es como polvo molido. Cuando se ve por un microscopio, casi parece ceniza volcánica. Cuando usted camina sobre él, las huellas quedan grabadas muy fácilmente, y permanecen inalterables por la ausencia de aire en la Luna (Phil Plait).

7. Las pruebas

Apolo XI: las pruebas

La llegada del hombre a la Luna fue un montaje porque… con instrumentos tan potentes como el telescopio espacial ‘Hubble’, capaz de de detectar detalles del universo, los científicos deberían poder ver los objetos que se dejaron allí. Pero no hay constancia de ello.

– Ningún telescopio, ni en la tierra ni en el espacio, es capaz de alcanzar esa resolución. Es fácil de calcular: incluso con el telescopio más grande, lo más pequeño que usted puede ver en la superficie de la Luna es de un tamaño mayor al de una casa (Phil Plait).

8. Los reflejos

Apolo XI: los reflejos

La llegada del hombre a la Luna fue un montaje porque… los misteriosos reflejos que aparecen en algunas imágenes son producto de luces de estudio en un set de producción.

– Sería inverosímil pensar que la Nasa hubiese tenido un fallo tan tonto si hubiese invertido millones de dólares en falsificar la llegada a la Luna. ¿Publicaría, además, la Nasa imágenes donde se viesen reflejos de las luces de estudio? Los reflejos que se ven no son más que destellos de la propia lente, se puede ver perfectamente cómo el reflejo pentagonal es producto de la propia apertura de la cámara ((Phil Plait).

Vía: Neatorama

Share