Microsoft Word

Microsoft prueba su propia medicina. La compañía amante de las patentes y de la concepción más restrictiva del copyright se encuentra en una posición delicada, tras una sentencia (PDF) que le prohíbe la venta de uno de sus productos estrella, el procesador de textos Word, en EEUU.

¿La razón? Una demanda de la compañía i4i (PDF) por la patente de los archivos XML. Aunque la sentencia puede resultar, de entrada, todo un escándalo, lo cierto es que parece difícil que se llegue a ejecutar, entre otras razones porque Microsoft piensa apelar y, lo más importante, la denunciante forma parte de su nómina de proveedores y depende en gran parte de las transacciones con el ‘imperio Gates’. Así que, como dicen en Mashable, lo más probable es que todo se resuelva con un cheque de unos cuantos dígitos.

Pero ¿y lo divertido que resulta ver al cazador cazado y atrapado en las redes de su propia doble moral?

Share