Un siglo antes de que sus paisanos, los matemáticos August Ferdinand Möbius y Johann Benedict Listing, descubrieran la cinta de Möbius (1858), Johan Sebastian Bach regalaba a la historia de la creación humana un conjunto de piezas que, aún hoy día, encierra ciertos misterios y sigue siendo considerada toda una joya de la arquitectura musical.

Hablamos de la ‘Ofrenda musical‘ (1747) y, en concreto, del denominado ‘Canon del cangrejo‘, una pieza increíble de apenas unos compases que acaba donde empieza y puede ser interpretada en ambas direcciones y, además, superponerse, creando un acompañamiento y un conjunto armónico-melódico sin fin.

Ahora, Jos Leys y Xanlox han creado este pequeño corto en el que aúnan estos dos maravillosos descubrimientos. Que lo disfrutes.

Vía: cgr20

Share