El director titular de la Orquesta Filarmónica de Londres, Vladimir Jurowski, afirmó hoy que la crisis en la industria discográfica clásica “es algo bueno”, pues dará la oportunidad a los artistas de difundir la música contemporánea y atraer jóvenes a los conciertos”.

Jurowski considera que actualmente el interés por la música contemporánea está centrado en oyentes que no son los típicos espectadores de conciertos, pero que descargan obras modernas y discuten sobre ellas en Internet.

Un montón de gente disfruta de la nueva música pero no va a los conciertos, que es lo que necesitamos cambiar”, asegura Jurowski, quien se refirió a que cuando visita Moscú lee “interesantes discusiones” sobre música contemporánea en los “blogs” de Internet, algo que no ocurre en la prensa tradicional.

Por el contrario, la gente que acude a los conciertos de música clásica “es la misma que iba hace 30 o 40 años” y el problema es cómo atraer nuevo público a los auditorios.

A su juicio, la crisis en el sector discográfico dará la oportunidad a los artistas de que sean conscientes de su rol como transmisores de la música contemporánea “y podrán convencer a la gente anti-modernista de que es buena”.

Jurowski: ´La crisis discográfica permite difundir la música contemporánea‘, laprovincia.es

Nada que no hayamos dicho ya por activa o por pasiva: el poder de difusión de las descargas en Internet, los conciertos como pieza clave del nuevo modelo de negocio musical, los blogs como alternativa a la información prefabricada de los medios tradicionales, el papel de músico como transmisor, es decir comunicador más que mercaer… Pero reconforta escucharlo de labios de los propios protagonistas, sobre todo con una relevancia tan contrastada como la de Vladimir Jurowski y la Orquesta Filarmónica de Londres.

A ver si alguien se lo cuenta a González-Sinde y a Rajoy, aunque sepamos de antemano que será un esfuerzo inútil.

Share