políticos 2.0

1. Estar en Twitter no es ya 1 novedad ni 1 valor añadido. (Casi) Todos lo están. Ahora sólo destacarás haciendo buen uso de la herramienta

2. La Web 2.0 no es 1 escaparate. Ni 1 pose. Es 1 forma democrática, abierta y transparente de entender la comunicación. La política, también

3. Guárdate tus lemas y promesas. Nadie los cree. Hablas con personas. Eres humano. Tienes dudas. Compártelas

4. Sé tú mismo. Evita las frases célebres de terceros y los titulares de prensa para dar protagonismo a tus propias reflexiones

5. Debate con pasión, sin artificios. La Web 2.0 es el principio del fin de lo políticamente correcto

6. No confundas artificio con ‘fair play’. Échale un vistazo a conceptos como netiqueta, spam o troll. Calma tu ira y tu soberbia

7. Rectifica cuando sea necesario. Nadie verá en eso una debilidad, sino una fortaleza. El triunfo de la conversación

8. En la Red, como en la vida misma, la cantidad no es siempre sinónimo de calidad. Mantén una cadencia de actualizaciones creíble y razonable

9. Nadie puede censurarte por apoyarte en colaboradores. Pero estarán en todo su derecho si éstos son más protagonistas que tú. Si les mientes

10. No hagas ostentación del gadget, el post, el estado o el tuit. Para nosotros eso es algo natural. No confundas el fin con los medios

y 11. No ganarás elecciones sólo por estar en la Red. Pero menos aún si no lo estás con todas sus consecuencias: ¿has oído hablar del #manifiesto?

Send to Kindle

Share